FEDI
Motivos fundacionales

El sector de la producción y comercialización de los bienes inmuebles está intimamente ligado a la evolucion de la economía y a la permanente transformación de los mercados.

+ Info
+ Info

FEDI
Motivos fundacionales


Allá por el 2009, la Cámara Inmobiliaria Argentina promueve la formación de una Fundación que motive la investigación académica y el desarrollo, a partir del análisis y de las conclusiones científicas, de propuestas críticas y concretas en torno a problemáticas habitacionales, económicas y urbanísticas para colaborar en el crecimiento sustentable de nuestro país.
El sector de la producción y comercialización de los bienes inmuebles está íntimamente ligado a la evolución de la economía y a la permanente transformación de los mercados.
 
La globalización de los modelos económicos origina transformaciones tales como la internalización tanto de los modos de producción como de consumo de bienes y servicios. Los mercados financieros se movilizan. Este proceso de cambio permanente impacta no solo en las grandes urbes sino también en las economías regionales. El rol creciente de las TIC –Tecnologías de la Información y la Comunicación- toman protagonismo en los procesos de integración y así mismo, el intercambio internacional. gracias al turismo. muta estilos de vida y culturas habitacionales de manera ininterrumpida. Todo ello combinándose generalmente entre sí muestran una transformación creciente del sector que involucra la gestión e intermediación inmobiliaria en Argentina.
 
Como consecuencia de este escenario, se imponen nuevas reglas y se abren espacios a inversiones y emprendimientos novedosos. Otras reglas y la alta competencia hace necesario la incorporación del “management” profesional estratégico, la ingeniería financiera, el saber enfrentar riesgos, la utilización del marketing y estudio permanente de los mercados y el conocimiento profundo de las normativas que legislan el desarrollo urbanístico.
 
La actividad constructora, se expande, incorpora nuevos actores y productos, adopta modalidades renovadas de gestión e introduce nuevos instrumentos financieros.
 
Esto impacta en la evolución inmobiliaria que enfrenta una dinámica vertiginosa del mercado inmobiliario, por esto cabe preguntarse cuánto ha logrado evolucionar el sector en lo relativo a la necesidad de contar con personal altamente profesionalizado para adaptarse a estas transformaciones y los nuevos escenarios de incertidumbre que se están conformando para diseñar y aplicar las estrategias que redunden en un accionar sustentable de la productividad del sector.
 
Sin margen para improvisaciones, frente a condiciones ajustadas que demandan cada vez mayor profesionalismo; con segmentos sobre-ofertados y unas cuantas experiencias aprendidas la FEDI retoma su camino. Con el imperativo de definir estrategias sectoriales sustentables a largo plazo y gestionarlas en mercados hiper competitivos que están en continua mutación. Comienza así una nueva etapa asumiendo que su impacto depende en gran medida de lo que los propios profesionales inmobiliarios sean capaces -individual y colectivamente- de generar.
 
Con el fin de brindar a los operadores del sector inmobiliario herramientas de gestión y un ámbito de actualización en un marco de propuestas educativas superiores, es que se da origen a FEDI (Fundación de Estudios para Desarrollos Inmobiliarios). En sus objetivos se contemplan la instauración de un espacio de educación superior; un área de investigación y estadística; el desarrollo de actividades de extensión y una interrelación con las diversas entidades que nuclean a operadores del sector, mediante convenios de participación conjunta.
 
La gestión inmobiliaria ya no puede limitarse a instrumentar una serie de recursos técnicos dejando de lado las facetas políticas y sociales de su accionar u obviando su impacto en el desarrollo de la ciudad y su gente. Estas dimensiones evidencian de por sí la necesidad de elevar la formación profesional del sector e incorporarla a una formación académica superior.
Las transformaciones de los escenarios urbanos y de negocios requieren del concurso de profesionales con el mayor nivel de formación. Sólidos en lo específico, y capacitados para la gestión de la complejidad, la incertidumbre y el cambio continuo.
 
Es así que, el conocimiento relacionado a la actividad inmobiliaria se podrá concebir como un nuevo campo constituido por la integración de conocimientos y saberes provenientes de distintas disciplinas que necesitan ser re-significados tanto en lo conceptual como en lo que refiere a técnicas de análisis y de aplicación. Ello supone, entonces, la necesidad de constituir un nuevo campo de conocimiento académico que se nutra de múltiples campos disciplinares preexistentes, tan diversos como: arquitectura y construcciones, urbanismo, planificación y gestión para el desarrollo de ciudades y territorios; economía, contabilidad y análisis e ingeniería financieros, derecho (civil y comercial, público y privado) y actividad notarial, psicología y sociología; organización, dirección y administración empresaria; marketing estratégico y operacional, comunicación, publicidad, relaciones públicas y ventas, matemática y estadística, dominio de sistemas de representación para una adecuada interpretación de mapas y planos, manejo de sistemas de información geo-referenciados, entre otros.

Departamento de Investigaciones

Respondiendo a sus objetivos fundacionales, la FEDI -Fundación de Estudios para Desarrollos Inmobiliarios- puso en marcha su Departamento de Investigaciones dando el paso inicial a un espacio....                                                                                                                                   

+ Info

FEDI
Motivos fundacionales


Allá por el 2009, la Cámara Inmobiliaria Argentina promueve la formación de una Fundación que motive la investigación académica y el desarrollo, a partir del análisis y de las conclusiones científicas, de propuestas críticas y concretas en torno a problemáticas habitacionales, económicas y urbanísticas para colaborar en el crecimiento sustentable de nuestro país.
El sector de la producción y comercialización de los bienes inmuebles está íntimamente ligado a la evolución de la economía y a la permanente transformación de los mercados.
 
La globalización de los modelos económicos origina transformaciones tales como la internalización tanto de los modos de producción como de consumo de bienes y servicios. Los mercados financieros se movilizan. Este proceso de cambio permanente impacta no solo en las grandes urbes sino también en las economías regionales. El rol creciente de las TIC –Tecnologías de la Información y la Comunicación- toman protagonismo en los procesos de integración y así mismo, el intercambio internacional. gracias al turismo. muta estilos de vida y culturas habitacionales de manera ininterrumpida. Todo ello combinándose generalmente entre sí muestran una transformación creciente del sector que involucra la gestión e intermediación inmobiliaria en Argentina.
 
Como consecuencia de este escenario, se imponen nuevas reglas y se abren espacios a inversiones y emprendimientos novedosos. Otras reglas y la alta competencia hace necesario la incorporación del “management” profesional estratégico, la ingeniería financiera, el saber enfrentar riesgos, la utilización del marketing y estudio permanente de los mercados y el conocimiento profundo de las normativas que legislan el desarrollo urbanístico.
 
La actividad constructora, se expande, incorpora nuevos actores y productos, adopta modalidades renovadas de gestión e introduce nuevos instrumentos financieros.
 
Esto impacta en la evolución inmobiliaria que enfrenta una dinámica vertiginosa del mercado inmobiliario, por esto cabe preguntarse cuánto ha logrado evolucionar el sector en lo relativo a la necesidad de contar con personal altamente profesionalizado para adaptarse a estas transformaciones y los nuevos escenarios de incertidumbre que se están conformando para diseñar y aplicar las estrategias que redunden en un accionar sustentable de la productividad del sector.
 
Sin margen para improvisaciones, frente a condiciones ajustadas que demandan cada vez mayor profesionalismo; con segmentos sobre-ofertados y unas cuantas experiencias aprendidas la FEDI retoma su camino. Con el imperativo de definir estrategias sectoriales sustentables a largo plazo y gestionarlas en mercados hiper competitivos que están en continua mutación. Comienza así una nueva etapa asumiendo que su impacto depende en gran medida de lo que los propios profesionales inmobiliarios sean capaces -individual y colectivamente- de generar.
 
Con el fin de brindar a los operadores del sector inmobiliario herramientas de gestión y un ámbito de actualización en un marco de propuestas educativas superiores, es que se da origen a FEDI (Fundación de Estudios para Desarrollos Inmobiliarios). En sus objetivos se contemplan la instauración de un espacio de educación superior; un área de investigación y estadística; el desarrollo de actividades de extensión y una interrelación con las diversas entidades que nuclean a operadores del sector, mediante convenios de participación conjunta.
 
La gestión inmobiliaria ya no puede limitarse a instrumentar una serie de recursos técnicos dejando de lado las facetas políticas y sociales de su accionar u obviando su impacto en el desarrollo de la ciudad y su gente. Estas dimensiones evidencian de por sí la necesidad de elevar la formación profesional del sector e incorporarla a una formación académica superior.
Las transformaciones de los escenarios urbanos y de negocios requieren del concurso de profesionales con el mayor nivel de formación. Sólidos en lo específico, y capacitados para la gestión de la complejidad, la incertidumbre y el cambio continuo.
 
Es así que, el conocimiento relacionado a la actividad inmobiliaria se podrá concebir como un nuevo campo constituido por la integración de conocimientos y saberes provenientes de distintas disciplinas que necesitan ser re-significados tanto en lo conceptual como en lo que refiere a técnicas de análisis y de aplicación. Ello supone, entonces, la necesidad de constituir un nuevo campo de conocimiento académico que se nutra de múltiples campos disciplinares preexistentes, tan diversos como: arquitectura y construcciones, urbanismo, planificación y gestión para el desarrollo de ciudades y territorios; economía, contabilidad y análisis e ingeniería financieros, derecho (civil y comercial, público y privado) y actividad notarial, psicología y sociología; organización, dirección y administración empresaria; marketing estratégico y operacional, comunicación, publicidad, relaciones públicas y ventas, matemática y estadística, dominio de sistemas de representación para una adecuada interpretación de mapas y planos, manejo de sistemas de información geo-referenciados, entre otros.

Departamento de Investigaciones


Respondiendo a sus objetivos fundacionales, la FEDI –Fundación de Estudios para Desarrollos Inmobiliarios- puso en marcha su Departamento de Investigaciones dando el paso inicial a un espacio para la indagación, la reflexión, la generación de ideas y propuestas basadas en torno al pensamiento y la acción inmobiliaria.
Lo Inmobiliario desde la óptica que pauta nuestra labor, definimos la dimensión inmobiliaria como un campo disciplinar -nuevo, específico- con foco en los procesos que hacen a la producción y gestión de los espacios que conforman el hábitat de una comunidad, entendiendo tales procesos como uno de los factores centrales para el Desarrollo integral de la misma.

Contáctenos

Todos los campos (*) son obligatorios.